Auriculares Ludos Clamor negros, verdes o naranjas con espuma de memoria, cable reforzado, micro, refuerzo para graves, control de audio por 10,90€ con código.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votaciones)
Cargando…

Principalmente, lo que caracteriza a estos auriculares alámbricos Ludos Clamor es el buen audio que ofrecen gracias la optimización de sus altavoces capaces de ofrecer una experiencia de sonido inmersiva pese a su reducido tamaño. Los Ludos Clamor están diseñados para ofrecer unos graves que destacan especialmente: tienen un extraordinaria potencia pero no interfieren con las frecuencias medias y agudas; de esta forma se consigue un sonido con un gran nivel de profundidad que permite generar ese efecto inmersivo del que hablábamos antes, pero también es cierto que a ello contribuyen sus almohadillas de espuma con memoria que facilitan una adaptación perfecta para mejorar el confort y sellar adecuadamente los auriculares a los oídos. Además, estas almohadillas son extremadamente resistentes al desgaste. El cable de conexión también destaca por su resistencia, ya que está reforzado con la finalizada de proteger los filamentos internos y las conexiones de posibles tirones accidentales. Este cable cuenta con un control de audio que nos permite pausar la reproducción, cambiar de pista o ajustar el volumen, también dispondremos de micro para atender llamadas desde el smartphone. Con su compra, además de recibir varios tamaños de almohadillas para mejorar al máximo la adaptación, también dispondremos de un estuche circular que nos permite guardarlos y llevarlos bien protegidos cuando no le demos uso. El precio de los Ludos Clamor en Amazon es de 16,90€  en los tres colores en los que están disponibles (negros, verdes o naranjas) pero aplicando el código descuento 000LUDOS  en cualquiera de estos colores se quedan por 10,90€.

VER FICHA DEL PRODUCTO EN AMAZON

⭐ Ver todos los comentarios de Amazon de los compradores

 

Gráfica aproximada de evolución de precios:

Te aconsejamos que también veas...

Deja un comentario