Auriculares para gaming Onikuma con cancelación de ruidos rojos por 22,99€.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votaciones)
Cargando…
! Esta oferta se publicó hace más de 20 días y es posible que haya caducado. Encontrarás nuevos chollos en nuestro índice.

Los periféricos son muy importantes en el ámbito gamer, ratones, teclados y auriculares hacen posible una experiencia de juego mucho más satisfactoria y emocionante. De estos tres, los últimos los podemos encontrar en modelo abierto (nos permiten escuchar lo que sucede a nuestro alrededor fuera del juego, como prevenir la colleja de nuestros familiares o amigos para avisar que ya es hora de cenar) o los cerrados que, a cambio de exponernos a estos ataques exteriores, nos ofrecen una inmersión acústica total en el ambiente de juego en cuestión. Muchos son los que prefieren padecer estas señales de aviso con tal de no perderse ni un solo detalle de la experiencia sonora de juego.

Para ellos, traemos hoy estos cascos para gaming Onikuma. Con sus controladores de neodimio de 50 milímetros nos mantendrán centrados en la partida ofreciendo un correcto audio capaz de cubrir adecuadamente todas las frecuencias para no perdernos ni solo efecto de sonido. Tan solo tendremos contacto con el mundo externo/virtual desde su micro con cancelación de ruidos para que nuestros compañeros de aventura nos oigan alto y claro.Están fabricados con una banda flexible en la diadema de forma que, si la partida va de mal en peor terminando en una de esas frustrantes muertes o el juego se cuelga por motivos varios podemos retorcerlos para descargar nuestra ira (de todas formas, no lo recomendamos claro está).
Son compatibles con múltiples plataformas:s  consolas PS3, PS4, PS4 Pro y Slim, PSP, Xbox One, Nintendo Switch y 3DS, así como portátiles, ordenador de sobremesa PC, tablets, y smartphones.

VER FICHA DEL PRODUCTO EN AMAZON

⭐ Ver todos los comentarios de Amazon de los compradores

 

Gráfica aproximada de evolución de precios:

 

Te aconsejamos que también veas...

Deja un comentario