Vuelve la lámpara cerdito con batería recargable, temporizador y regulador de intensidad en hocico por 6€ con código.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 De 5)
Cargando…
! Esta oferta se publicó hace más de 20 días y es posible que haya caducado. Encontrarás nuevos chollos en nuestro índice.

Todos asociamos la imagen del cerdito a las clásicas huchas, pero lo cierto es que este simpático animal también se encuentra presente en muchos objetos de decoración para la habitación de nuestros hijos. Por ejemplo, esta lamparita de luz ambiental tiene forma de cerdito y tiene la ventaja de contar con una batería interna que nos permite ubicarla donde sea preciso sin necesidad de conectarla a la red eléctrica para su funcionamiento, esta batería puede ofrecer una autonomía de funcionamiento estimada en tres horas y media regulándola a máxima potencia y hasta 200 horas al mínimo, para ello basta con girar el hocico del cerdo que también sirve para encender y apagar la lámpara.  Por su parte, la batería tarda en completar un ciclo de carga completo unas 3 horas y media aproximadamente. Incluso el pequeño puede dormir con ella, ya que está fabricada en material ABS en su parte baja y silicona en el resto de cuerpo, su diseño simpático y el agradable tacto de la silicona pueden hacer que el niño esté encantado de irse a la cama acompañado de esta bonita luz ambiental. También dispondremos de un temporizador en su base que nos permite establecer su funcionamiento en 10, 20, 30, 40, 50 o 60 minutos. El tamaño de este cerdito lámpara ambiental son de 10 x 9 centímetros y su precio en Amazon 14,99€ pero aplicando el nuevo código descuento EAVE4H2F se nos queda por 6€ redondos. Todos los códigos pueden alterar su precio de descuento así como cancelarse antes de la fecha límite de aplicación en función de las necesidades del vendedor.

VER FICHA DEL PRODUCTO EN AMAZON

⭐ Ver todos los comentarios de Amazon de los compradores

 

Gráfica aproximada de evolución de precios:

Te aconsejamos que también veas...

Deja un comentario