Perchero metálico Langria por 9,99€ con código, antes 19,99€.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votaciones)
Cargando…
! Esta oferta se publicó hace más de 20 días y es posible que haya caducado. Encontrarás nuevos chollos en nuestro índice.

Estamos en pleno invierno y es normal salir a la calle bien preparado: que si el paraguas, un buen abrigo o chaqueta, la bufanda…y cuando llegas a casa tienes que quitártelo todo y dejarlo al alcance de la mano, porque casi con toda seguridad, al día siguiente tendrás que usarlo todo de nuevo. Antiguamente los percheros eran un accesorio doméstico habitual en todo hogar pero con el paso del tiempo estos han ido desapareciendo por razones estéticas y de espacio. No obstante, y como todo vuelve, ahora los percheros de pie (porque también tenemos los de pared que ocupan mucho menos espacio) han vuelto a estar de moda. Pero sobre todo, la gran ventaja de estos artículos es la comodidad de dejar ropa y demás bien preparada y a mano para volver a darles uso, porque eso de dejar la ropa tirada por los sofás sillas etc es de lo más desagradable. Realmente, bien merece la pena contar con un uno, la única pega que te puedes encontrar a la hora de adquirirlos es la falta de espacio, pero si esto no es impedimento seguro que nos resultara de gran ayuda durante el invierno.

Hoy traemos un perchero de la casa Langria a muy bajo coste, ya que de los 19,99€ que cuesta en Amazon la compra se nos puede quedar por tan solo 9,99€ aplicando el código descuento NOPRPGID. Es un perchero clásico, pero con cierto aire moderno y en total nos ofrece hasta 11 ganchos para colocar diversas prendas en función de la distribución que prefiramos. El diseño triangular de sus tres patas se encarga de darle la estabilidad necesaria y se procurado que ocupe en casa el mínimo espacio posible sin que por ello pierda su funcionalidad.

VER FICHA DEL PRODUCTO EN AMAZON

⭐ Ver todos los comentarios de Amazon de los compradores

 

Gráfica aproximada de evolución de precios:

Te aconsejamos que también veas...

Deja un comentario