Punching-ball para adultos/niños por 25€ con código!!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votaciones)
Cargando…
! Esta oferta se publicó hace más de 20 días y es posible que haya caducado. Encontrarás nuevos chollos en nuestro índice.

Hay niños que son activos, pero que muy activos. Algunos sencillamente no pueden resistir la tentación de dar patadas o puñetazos a todo lo que pillan, es parte de su naturaleza y posiblemente con el tiempo se les pase esa tendencia a expresar de forma más o menos violenta, tanto exceso de vitalidad. Tal vez una buena forma de liberar de forma controlada esa energía sea comprándoles un aparato como este, que seguro les hará pasar ratos muy divertidos, los cansará a base de bien y además, les ayudará a mejorar su capacidad de reacción y coordinación.

Este punching-ball  está pensado para disciplinar a esos niños y adolescentes rebeldes, tal vez nos salga el tiro por la culata y en vez de apaciguarlos lo que consigamos sea que adquieran unas habilidades pugilísticas que se traduzcan en un buen directo cuando les regañemos, pero también es posible esta herramienta consiga centrar su atención al tiempo que hacen algo de ejercicio y se divierten. Incluso puede servirnos a nosotros mismos para liberar alguna que otra tensión acumulada al llegar a casa tras una angustiosa jornada laboral.

La bola del punching-ball esta fabricada con cuero sintético, mientras que su barra de metal tiene una altura máxima de 102 centímetros. Por supuesto incluye los guantes de boxeo. Un aspecto que tenemos que tener en cuenta, es el de rellenar su base con arena, agua o cualquier otra sustancia que permita que el punching-ball permanezca estable a pesar de los guantazos. El precio de este punchingball en amazon es una exageración: 99,99€ pero si aplicas el código DXOKBV9J se te queda por 25€, un coste más razonable.

VER FICHA DEL PRODUCTO EN AMAZON

⭐ Ver todos los comentarios de Amazon de los compradores

 

Gráfica aproximada de evolución de precios:

 

 

Te aconsejamos que también veas...

Deja un comentario