Robot interactivo JJRC R2 Cady Wida por 15,03€!!

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No hay votaciones)
Cargando…
! Esta oferta se publicó hace más de 20 días y es posible que haya caducado. Encontrarás nuevos chollos en nuestro índice.

Ayer estuve viendo un reportaje sobre Japón y sus curiosas costumbres, muchas de ellas están asociadas a la tecnología y bien es sabido que tanto los japoneses como los chinos sienten una especial fascinación por los robots programables de ocio: pequeños dispositivos de simpático aspecto con una serie de atractivas funciones. El JJRC Cady Wida es uno de estos robots con apariencia humanoide y tamaño similar al de un muñeco de acción articulado: 26,5 x 16,0 x 8,0 centímetros. Dado su bajo coste (15,03€ en Gearbest) no se controla mediante app, usa un mando inalámbrico que nos sirve para indicarle las instrucciones.

Junto con su programación, el control de gestos es su mayor atractivo. Aunque al principio nos llevará un tiempo controlarlo debidamente, con la práctica se maneja muy bien. Sus ojos pueden identificar los gestos de nuestra mano (si bien hay que situarlos a su altura para que los reconozca). Por su parte, el mando a distancia cuenta con una tecla de programación y otras para orientarlo en sus movimientos, también puede bailar al ritmo de su iluminación led ( a su bola, con seis canciones) o mantener una conversación muy simple en inglés. Incorpora unos sensores de detección de obstáculos que sin llegar a ser tan sofisticados y efectivos como los de los robots aspiradora, hacen su función. Principalmente, podrá reconocer los objetos que estén a la altura de sus ojos, por debajo de ellos no los puede distinguir y tropezará.

En definitiva, no es ni por asomo uno de esos robots que aprenden cosas y evolucionan en comportamiento, no obstante, si lo comparamos con el precio de uno de bazar, está pero que muy bien. Seguro que a cualquier niño le hará gracia tener uno estas navidades.

HAZ CLICK AQUÍ PARA COMPRARLO EN GEARBEST

 

Te aconsejamos que también veas...

Deja un comentario